PREGUNTAS FRECUENTES

Recogemos aquí una lista de preguntas que nos plantean algunas familias en torno a nuestro modelo de enseñanza.
 
1. ¿Cuáles son los modelos lingüísticos?
El sistema educativo de Navarra oferta diferentes modelos lingüísticos:
MODELO D: enseñanza en euskera con el castellano como asignatura. De acuerdo con las investigaciones educativas y con la propia normativa, es el que garantiza un conocimiento óptimo de euskera y castellano. Es el modelo que más crecimiento está teniendo en la Comunidad Foral. Las Ikastolas fuimos las creadoras de este modelo y posteriormente se fue implantando en la red pública.

MODELO A: enseñanza en castellano con euskera como asignatura. Proporciona un acercamiento al euskera, pero no asegura el aprendizaje del mismo.

MODELO G: enseñanza íntegramente en castellano. Cada año es menor el número de alumnos/as que se matriculan en este modelo en nuestra comunidad.

MODELO B: Presenta enseñanza en euskera, con el castellano como asignatura y como lengua de uso en una o varias materias según la enseñanza, ciclo o etapa.

2. ¿Cómo aprende el/la niño/a euskera en el modelo D?
El niño/a aprende el euskera tal y como aprendimos nosotros el castellano, de una manera natural y sin esfuerzo. Desde el momento que entra en la Ikastola, la comunicación se da íntegramente en euskera, es lo que se denomina “inmersión lingüística”. En meses vuestros hijos/as entenderán perfectamente el euskera y poco a poco irán utilizando sus primeras palabras.


3. ¿Qué ventajas tiene el ser bilingüe?
El conocimiento de una segunda lengua favorece el desarrollo intelectual del niño/a y amplía su horizonte cultural y humano. Está también científicamente probado que los/as niños/as bilingües adquieren con más facilidad la tercera lengua (en nuestro caso el inglés). A estas ventajas hay que añadir las laborales, ya que el euskera es una oportunidad más para conseguir trabajo.


4. ¿Y el castellano? ¿No se olvida el castellano si se aprende en euskera?
Sería ilógico que siendo el castellano una de las lenguas de nuestra comunidad no le dedicáramos la atención que se merece. Uno de los objetivos de las Ikastolas es que al finalizar los estudios de secundaria o bachillerato, los conocimientos tanto de euskera como de castellano, posibiliten al alumno/a su ingreso en la Universidad. Este objetivo se está consiguiendo hoy en día sin ningún problema.
En el modelo D se imparte lengua castellana y se trabajan todos los aspectos de esta lengua: escritura, lectura, lengua oral, gramática, ortografía, literatura,… El castellano no se olvida, se enriquece.
 5.- Pero, aunque se trabaje el castellano trabaje el castellano como asignatura nunca se alcanzará el mismo nivel en esta lengua que nivel que aprendiendo solamente en castellano.
A primera vista puede parecer así, pero según estudios en neurolingüística los idiomas no son compartimentos estancos. Para entenderlo fácilmente, supongamos que en nuestro cerebro tenemos tres globos: el globo del euskera, del castellano y del inglés. Estos globos están interconectados, por lo que si inflamos el globo del euskera, a su vez se infla el globo del inglés y el del castellano. Y lo mismo sucede si inflamos el del castellano o el del inglés. Es decir, la mejora en uno de los idiomas repercute en los otros dos. Aplicándolo a nuestro caso, cuanto mayor sea el conocimiento del euskera, mejor será el conocimiento del castellano, y viceversa.


6.-Si mi hijo/a aprende 6.- Si mi hijo/a aprende en euskera no le podré ayudar en las tareas.  ¿No es esto un problema?
Las tareas son hoy en día una de las muchas cosas que tiene que replantearse la educación. Nosotros creemos que éstas tienen que poder ser realizadas por los alumnos y alumnas sin necesidad de una ayuda continua. La función de las familias es la siguiente: enseñarle a adquirir y establecer hábitos de estudio, y que se responsabilice de las mismas. En esa función, más que el conocimiento del idioma, es importante vuestra actitud. Por ejemplo, le podéis ayudar a organizar sus tareas, mostrar interés por ver cuáles son las tareas que tiene que hacer, para cuándo las tiene que hacer, por dónde puede empezar, cómo gestionar el tiempo, etc.
En cualquier caso, si en algún momento necesita una ayuda en concreto y no sabéis euskera, podéis pedirle que os las traduzca, utilizar diccionarios, etc... pero nuestra máxima es que si algo no se sabe, corresponde a la profesora o profesor el volverlo a explicar en el aula..



7.-Todo esto de las opciones lingüísticas está muy bien pero parece que las Ikastolas solamente están preocupadas por la lengua y no por la educación en general.
Nada más lejos de la realidad. Nuestro objetivo principal es la calidad educativa. De hecho la mayoría de nuestras familias optan por el modelo educativo Ikastola porque saben que la mejora constante y la innovación educativa es una de las características principales de nuestros centros.
A día de hoy una buena parte de las Ikastolas de Navarra poseen acreditaciones de calidad y premios y reconocimientos a sus proyectos de innovación.



8. ¿En qué se diferencia la ikastola de un colegio público o un centro privado?
Una de las características diferenciales más importantes es la titularidad. Las Ikastolas son cooperativas de enseñanza que surgen por iniciativa social. Cada Ikastola pertenece a los/as socios/as cooperativistas, que son las familias que han elegido ese centro educativo. Las familias participan directamente en la gestión del centro a través de la junta y las comisiones, y tienen potestad para decidir las inversiones a realizar, el tipo de proyecto educativo que quieren para sus hijos/a, siendo el órgano superior la asamblea de padres y madres.

9. No sabemos euskera, ¿cómo podríamos ayudar a nuestros hijos en el aprendizaje de esta lengua?
El tiempo libre suele ser placentero para las niñas y niños, por lo que es de especial importancia el uso del euskera en el tiempo de ocio: así, la niña o el niño relacionará el idioma con actividades agradables y, de paso, adquirirá el registro informal (ese modo de hablar que utilizamos al enfadarnos, bromear o al contar chistes) del idioma.

Aunque vuestra hija o hijo todavía sea pequeño, pronto tendrá la oportunidad de participar en diversas actividades (música, deporte, etc.). En la medida de lo posible, conviene optar por la oferta en euskera.

Es conveniente ofrecerle contextos donde se utilice el euskera: utilizar el euskera con las amigas y amigos, asistir a actuaciones y actividades en euskera, etc.

Conviene que tenga en casa a su disposición juegos, libros, música y otro tipo de productos en euskera; y que tanto en la televisión como en el ordenador el euskera tenga su espacio.


10. Sólo uno de los dos sabe euskera ¿Cómo debe actuar quien sabe euskera?
Conviene que quien sepa euskera lo utilice con sus hijas e hijos. Puede resultar tentador relegar el uso del euskera al ámbito escolar, para que en casa podáis hablar todos/as el mismo idioma, por ejemplo, el castellano. Pero es muy importante que quien sepa euskera se lo transmita a su hija o hijo. Los niños y niñas que aprenden euskera en casa son quienes poseen un lenguaje más rico y quienes mayor facilidad tienen para hablarlo. Además, hablándole en euskera en casa, le ofrecéis muchas ventajas: podrá dominar dos idiomas desde una edad temprana, aprenderá un euskera rico y expresivo y, a la vez, les transmitiréis los referentes culturales acumulados durante muchas generaciones.

¿…y quien no sabe?
Está claro que quien no hable euskera hablará con su hija o hijo en su propio idioma. Sin embargo, es de vital importancia su actitud hacia el euskera.
Una actitud favorable y activa: conviene que quien no sepa euskera muestre interés cuando los demás miembros de la familia hablen en euskera, que pregunte por el significado de las palabras, que use el euskera en el canto y el juego, etc. Es importante que las niñas y niños perciban esa actitud positiva.
Es conveniente que habléis con vuestras hijas e hijos sobre el tema: explicarles por qué se hablan dos idiomas en casa, y hacer hincapié en la importancia que tiene el euskera para vosotros/as.

No hay comentarios :